Lo más importante que debe aprender un niño

¿Te has dado cuenta que la formación emocional de nuestros hijos no es prioridad en el sistema educativo? ¿Notas cómo se prioriza la competencia, el aprovechamiento académico y el rigor por encima de la empatía, la resiliencia y la mentalidad de crecimiento?

No lograremos tener un mundo más pacífico, compasivo y saludable si ponemos lo académico como único norte.

Está demostrado que los niños que crecen con una educación donde se da prioridad a la inteligencia emocional están más preparados para afrontar cualquier obstáculo a futuro. El psicólogo Daniel Goleman, el gran teórico de la inteligencia emocional, señala que los principales componentes que integran la misma son el autoconocimiento y el autocontrol emocional, la automotivación, reconocimiento de emociones en los demás y las habilidades sociales.

En mi opinión, un niño que no ha aprendido a leer a los seis años, pero que ha desarrollado una mentalidad de crecimiento e inteligencia emocional, podrá eventualmente completar el proceso lector sin mayor dificultad. Pero un niño que lee desde los cinco años a punta de competencia, amenazas y rigor, terminará odiando la lectura. Piénsalo.

Según la psicóloga infantil Susana Tarí hay seis puntos a considerar a la hora de acompañar a nuestros hijos a desarrollar su inteligencia emocional. Aquí te los comparto:

1. Da ejemplo. Los niños aprenden por imitación y los padres son referencia para los hijos. Así que, gestiona de manera adecuada tus emociones para que tus hijos aprendan a través del ejemplo.

2. Ayúdales a reconocer sus emociones. Debes acompañar a reconocer las emociones de tus hijos. La validación de sus emociones es el objetivo clave. De esta manera tus hijos logarán reconocer y aceptar las emociones y solo así lograrás enseñarles luego a gestionarlas.

3. Enséñales a nombrar las emociones. Es común que los niños no sepan que es eso que sienten, que lo que les hace llorar es tristeza, o que aquello que les ‘quema’ por dentro es ira. Nuestra tarea como padres es ayudarles a darle nombre a cada una de las emociones básicas y ayudarles a nombrarlas y reconocerlas: Enfado, tristeza, alegría, asco, etc.

Te recomiendo el libro El monstruo de colores de Ana Llenas para manejar este tema con tus hijos más pequeños.

4. Trabaja con ellos la empatía. La empatía la puedes trabajar con cuentos, el teatro o mediante la reflexión. A medida que va aprendiendo, puedes hacerles preguntas dirigidas a analizar las emociones de los demás.

Te recomiendo el libro Solo pregunta de la Jueza Sonia Sotomayor para manejar el tema de la empatía con tus hijos.

5. Mantén una buena comunicación. Para conseguir una buena comunicación con tus hijos, pregunta sobre el día a día y sobre sus sentimientos con sus amigos.

6. Enséñale a escuchar. Enseña a tus hijos que es muy importante escuchar para entender lo que nos están diciendo y para comprender a la otra persona sus emociones y sus peticiones, solo de esta manera se dará una repuesta asertiva.

La educación en casa y especialmente el unschooling nos da la oportunidad de priorizar el desarrollo de la inteligencia emocional. Si quieres conocer más acerca del unschooling te invito a considerar mi curso online. Revisa todos los detalles en este ENLACE y si tienes dudas, escríbeme y con gusto te las aclaro.

Published by Jess

Soy Jess Pazos, coach de creatividad, mentora de valentía y mamá homeschooler de tres niñas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: