Sincroniza los ritmos biológicos para acompañar mejor el proceso educativo de tus hijos

Últimamente he estado trabajando mucho en la observación de los ritmos biológicos de mi familia. Quiero entender sus -y mis- ciclos de sueño, mi ciclo menstrual y los cambios anímicos de mis hijas para servirles mejor como madre y educadora en el hogar.

¿De qué se trata todo esto? Pues de acompañar desde nuestra realidad biológica. Hay niños que tienen más energía en la mañana, otros están más activos de noche. Nosotras estamos más dispuestas y amorosas ciertos días y más irritables otros. Es ciencia y nos puede ayudar a armonizar mejor nuestro hogar y nuestra experiencia educativa.

A continuación te doy tres tips para que puedas conocer mejor los ritmos biológicos de todos en casa y puedas acompañar a tus hijos a consciencia y CON CIENCIA:

Salgan a tomar el sol 
La luz del sol por la mañana aviva el reloj biológico y envía una fuerte señal de despertar al cerebro. Nuestro ritmo circadiano no se ciñe a las 24 horas exactamente por lo que la luz de la mañana sirve para sincronizar nuestro reloj todos los días.

Sincroniza el trabajo y el aprendizaje con el reloj biológico. 
¿Sabías que cada persona tiene una hora “óptima” para memorizar algo y una hora “óptima” distinta para ser creativo? Programar las actividades diarias según el ritmo natural de tu cuerpo -o cronotipo- puede hacerte más productivo y saludable. Hay cuatro cronotipos: el león, el oso, el delfín y el lobo. En este enlace podrás conocer más acerca de los cronotipos, o ciclos de energía diurna o vespertina. Echa un vistazo a la agenda ideal de tu cronotipos y modifica tus hábitos y los de tu familia, de ser necesario.

Conoce los cambios anímicos a partir del ciclo menstrual
Regularmente se hacen bromas sobre el cambio de humor en las mujeres en la menstruación. Y la verdad es que, más que un mito, el ciclo menstrual sí contribuye a que nuestro humor cambie durante esos 28 días. Durante la fase folicular y la ovulación solemos tener más energía, mientras que, durante la fase lútea, justo antes de la menstruación, nos sentimos más sensibles, con mal humor, dubitativas, tenemos más hambre y antojos y estamos más hinchadas. Entonces, mi recomendación es que durante esos días seas más paciente contigo y no trates de incorporar lecciones que requieran demasiado esfuerzo de tu parte.

Espero que esta información te resulte útil y que te permita ajustar tus rutinas para servir mejor a tu familia y a ti misma. Educar en casa es una aventura fantástica pero puede consumir mucha energía. Cuídate y consiéntete para que puedas cuidar de los tuyos.

Published by Jess

Soy Jess Pazos, coach de creatividad, mentora de valentía y mamá homeschooler de tres niñas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: