Tres puntos a considerar antes de hacer homeschooling

Tras la cuarentena, y ante el inminente regreso a clases con cambios a las rutinas y medidas de seguridad más estrictas, muchas familias consideran la opción de educar en casa a futuro. Ésta, ciertamente, no es una decisión que deba tomarse a la ligera, ya que representa un gran cambio no solo para el niño sino para toda la familia.

En este artículo quiero compartirte tres puntos que debes considerar a la hora de optar por el homeschooling o la educación en el hogar.

  1. Tipo de educación en casa que quieren practicar– No hay una sola forma de educar en casa, ni un solo y único currículo, sino que hay varios estilos y métodos que puedes considerar. Las dos principales formas de educar en casa son el homeschooling y el unschooling, o el aprendizaje dirigido por el niño. En el primero la familia se hace apoyar de un currículum formal, que incluye procesos de evaluación académica, asesoramiento de maestros, y demás estructuras similares a las de un colegio tradicional. Hay muchísimas plataformas en escuelas disponibles para practicar este estilo. En el unschooling el niño va dictando qué quiere aprender y el padre o tutor le acompaña en el proceso. Ambos métodos son totalmente válidos y pueden ser legalizados a través de los ministerios locales de educación.
  2. Estilo de vida- Otro punto importantísimo a evaluar a la hora de considerar la educación en casa es qué estilo de vida lleva la familia. ¿Ambos padres trabajan fuera del hogar? ¿Alguno de los dos padres puede dedicarse al acompañamiento académico? Es posible educar en casa mientras ambos padres trabajan fuera, pero esto representa grandes retos que deben ser considerados y atendidos de antemano.
  3. Desescolarización- Cuando educamos en casa es importante pasar por un proceso de desescolarización, o un cambio de mentalidad que rompa con las estructuras escolares tradicionales. Al educar en casa la familia puede adoptar programas de estudio más flexibles, diseñar sus propios horarios, y no limitarse a un solo espacio o forma de aprender. Cuando educamos en casa, las oportunidades para el aprendizaje están en todos lados y en todo tipo de actividades. Es importante darse el tiempo, tanto padres como niños, para entender y incorporar esta nueva mentalidad.

Espero que estos tres puntos te ayuden a evaluar a mayor detalle si la opción de educar en casa es para ti. Te recuerdo que cuento con un servicio de mentoring grupal para padres interesados en iniciarse en el fascinante mundo del homeschooling. A través de mi programa de mentoring exploramos una amplia gama de temas, incluidas no solo las discusiones de plan de estudios o el currículum, o los aspectos legales del homeschooling, sino también áreas que nos hacen mejores instructores, facilitadores y padres.

Quedo a la orden para seguir apoyándote en este fascinante mundo de la educación en el hogar.

Un abrazo,

Jess

Published by Jess

Soy Jess Pazos, coach de creatividad, mentora de valentía y mamá homeschooler de tres niñas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: